Películas de izquierda, películas conservadoras

Han coincidido en el tiempo dos artículos, uno de Arcadi Espada en El Mundo y otro de Nile Gardiner en el Telegraph proponiendo cada uno de ellos su propia lista de peliculas de izquierda y de películas conservadoras respectivamente.

La lista de “películas de izquierda” propuesta por Espada es ésta (en la entrada original hace un breve comentario de la sustancia política de cada una de ellas).

  1. Los lunes al sol (Fernando León de Aranoa, 2002)
  2. Avatar (James Cameron, 2009)
  3. En tierra peligrosa (Steven Seagal, 1994)
  4. JFK (Oliver Stone, 1991)
  5. Bowling for Columbine (Michael Moore, 2002)
  6. Crash (Paul Haggis, 2004)
  7. Diarios de motocicleta (Walter Salles, 2004)
  8. El club de los poetas muertos (Peter Weir, 1989)
  9. Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957)
  10. Do the Right Thing [Haz lo que debas] (Spike Lee, 1989)
  11. Lloviendo piedras (Ken Loach, 1993)
  12. Titanic (James Cameron, 1997)
  13. Ciudadano Bob Roberts (Tim Robbins, 1993)
  14. El club de la lucha (David Fincher, 1999)
  15. Naves misteriosas (Douglas Trumbull, 1971)
  16. Wall Street (Oliver Stone, 1997)
  17. Thelma y Louise (Ridley Scott, 1991)
  18. American Beauty (Sam Mendes, 1999)
  19. John Q (Nick Cassavettes, 2002)
  20. Munich (Steven Spielberg, 2005)

En cuando a la lista de Nile Gardiner, su Top-ten de películas conservadoras es este:

 

  1. Master and Commander: The Far Side of the World (Peter Weir,
  2. Black Hawk Down [Black Hawk derribado] (Ridley Scott, 2001)
  3. The Lord of the Rings Trilogy [El Señor de los anillos](Peter Jackson, 2001, 2002, 2003)
  4. Gladiator (Ridley Scott, 2000)
  5. The Pursuit of Happyness [En busca de la felicidad](Gabriele Muccino, 2006)
  6. The Dark Knight [El caballero oscuro](Christopher Nolan, 2008)
  7. The Hurt Locker [En tierra hostil] (Kathryn Bigelow, 2009)
  8. Hotel Rwanda (Terry George, 2004)
  9. The Lives of Others [La vida de los otros] (Florian Henckel von Donnersmarck, 2006)
  10. 300 (Zack Snyder, 2007)

Al final de su lista añade unas cuantas más que no desea dejar de mencionar y que serían fuertes aspirantes a una selección de veinte films conservadores:

 

  • The Chronicles of Narnia: The Lion, The Witch and The Wardrobe(Andrew Adamson, 2005);
  • Cinderella Man (Ron Howard, 2005);
  • Gran Torino (Clint Eastwood, 2008);
  • Juno (Jason Reitman, 2007);
  • The Passion of the Christ [La pasión de Cristo] (Mel Gibson, 2004);
  • Rocky Balboa (Sylvester Stallone, 2006);
  • Tears of the Sun [Lágrimas del Sol] (Antoine Fuqua, 2003);
  • United 93(Paul Greengrass, 2006);
  • We Were Soldiers [Cuando éramos soldados] (Randall Wallace, 2002).

En ambas listas hay elecciones bastante evidentes, qué duda cabe. A modo de comentario personal, encontrar El club de los poetas muertos en la lista de Arcadi Espada me ha arrancado una sonrisa entre cómplice y nostálgica. Cuando la vi por primera vez (en la época de su estreno) yo me consideraba aún “de izquierda” . y sin embargo recuerdo que salí del cine enfadado con la cinta que acababa de ver. Todavía era estudiante, pero aquello del profesor iconoclasta que manda romper las hojas del libro de texto y pone a un puñado de muchachos a bucear en las profundidades literarias… como que no me cuadraba. No es que tenga nada en contra de los profesores carismáticos, por cierto, pero creo que el carisma en los docentes siempre debe estar disciplinado por el conocimiento, el método pedagógico (básicamente, saber explicar) y el autocontrol del propio docente.

Respecto a la lista de películas conservadoras, echo mucho de menos Las invasiones bárbaras (Denys Arcand, 2003), con escenas tan memorables como ésta:

 

También estaría tentado de añadir a la segunda lista Algunos hombres buenos (Rob Reiner, 1992). Lo cierto es que resulta difícil considerarla una película conservadora, pero a mí al menos me ocurre con ella que, con el tiempo, la escena que se mantiene con mayor fuerza es la declaración del Coronel Nathan R. Jessep (minuto 5:00):

 

Algunos hombres buenos es una película de espíritu “progresista” en la que el discurso conservador acaba siendo más potente. O eso al menos me parece a mí.

Anuncios